A partir de los 25 años aproximadamente comienza a descender el nivel de colágeno en todo el cuerpo. La piel pierde elasticidad y, en consecuencia, aparecen las primeras líneas de expresión. Aunque a esta edad no nos preocupamos por ellas (porque no las vemos), lo verdad es que están ahí y vienen para quedarse. ¿Podemos hacer algo por alisarlas al máximo? ¿Podemos borrar las arrugas? Por supuesto que sí. Hemos dividido las pautas para conseguirlo en siete consejos primordiales :

1. Cosméticos de calidad

Aunque, evidentemente, a los 25 años no es momento de preocuparse por borrar las arrugas, sí lo es de ocuparse. Desde el primer instante hay que contar con cosméticos que contribuyan a la menor pérdida de colágeno posible para que esas primeras arrugas ó líneas de expresión se atenúen en lugar de marcarse más. Se trata de conocer en profundidad qué tipo de piel tenemos (cutis seco, graso, mixto ,etc) y, una vez lo sepamos, ayudarnos con aliados cosméticos que se adapten a ella. Como norma general, una buena hidratante, será suficiente, para enfocarnos en borrar esas líneas de expresión, y un sérum; por la noche, una crema nutritiva nocturna que permita a nuestro rostro regenerarse celularmente, durante esas horas en las que descansamos para recibir la nueva jornada.

Para tener un diagnóstico correcto sobre tu tipo de piel lo mejor es que acudas a tu centro estético de confianza.

Cómo te ayuda la nutricosmética de ELSS?

La filosofía principal de ELSS es el bienestar interior a través de nuestro concepto glow-antiaging; por eso, difuminar y alisar las arrugas es la esencia de YOUNG. Rejuvenecer nuestra piel desde el interior para que sea visible al exterior es fundamental, y lo conseguimos.

Para ayudarnos a tener una piel radiante y joven, que irradia tersura, uniformidad y brillo contamos con THE SUPER YOUNG. En él encontramos principios activos fundamentales para devolverle a nuestra toda su belleza pérdida e incluso mejorarla. Por una parte tenemos una alta concentración de COLÁGENO MARINO PEPTAN, éste contiene muchos beneficios para la piel. Posee un potente efecto antioxidante que ayuda a luchar contra las arrugas. Estudios demostraron que el consumo de colágeno marino permite combatir los signos de envejecimiento, pero también mejorar la hidratación, elasticidad y calidad de nuestra epidermis.

Después encontramos un «cóctel antioxidante», con extracto de Açai, Ácido Hialurónico, Vitamina C y Coenzima Q10  que en sinergia, aceleran ese proceso rejuvenecedor que buscamos. Y por último, y no menos importante :Aloe vera de gran pureza, que facilita la digestión y asimilación, evitando reflujo y sabor a pescado.

Nuestra formula repone el colágeno perdido y apoya la regeneración celular para una piel más suave y firme.

2. Vida sana = menos arrugas

Un buen cuidado de la piel y elegir un estilo de vida saludable pueden ayudarte a retrasar el envejecimiento natural y prevenir las arrugas.

3. Protégete del sol

Una de las formas más importantes para cuidar la piel es protegerla del sol. Una vida de exposición al sol puede provocar arrugas, manchas de la edad y otros problemas de la piel, así como un aumento del riesgo de cáncer de piel.

4. No fumes

Fumar le da a tu piel un aspecto gris y contribuye a la formación de arrugas. Fumar estrecha los pequeños vasos sanguíneos que se encuentran en las capas más superficiales de la piel, lo que disminuye el flujo sanguíneo y da un aspecto más pálido a la piel. También elimina el oxígeno y los nutrientes que son importantes para la buena salud de la piel.

Fumar también daña el colágeno y la elastina,  que aportan fortaleza y elasticidad a la piel. Además, las expresiones faciales reiteradas que haces cuando fumas, por ejemplo, fruncir los labios al inhalar y entrecerrar los ojos para exhalar el humo, pueden contribuir a la formación de arrugas.

 5. Lleva una dieta saludable

Una dieta sana puede ayudarte a verte y sentirte mejor. Prima las frutas, verduras, granos integrales y proteínas magras. Las investigaciones sugieren que una dieta con alto contenido de aceite de pescado o suplementos de colágeno y aceite de pescado, baja en grasas no saludables y carbohidratos refinados podría contribuir a una piel más joven. Beber suficiente agua ayuda a mantener la piel hidratada.

6. Hacer deporte

La vida sedentaria es otro enemigo de nuesta piel. Hacer deporte suave pero constante  contribuirá notablemente a rejuvenecer y tonificar tu cuerpo, pero también a mejorar tu cutis. Piensa que el deporte es primordial para eliminar toxinas, causantes del envejecimiento.

7. Controla el estrés

Cuando el estrés está fuera de control, la piel puede volverse más sensible y se pueden desencadenar brotes de acné y otros problemas cutáneos. Para una piel sana, y un estado de ánimo sano, controlar el estrés es fundamental.

Duerme lo suficiente, 7 horas diarias, mejorará nuestra piel como no te puedes imaginar. Nuestro cuerpo necesita un descanso para repararse; fija límites razonables, recorta tu lista de tareas pendientes y encuentra tiempo para hacer las cosas que disfrutas. Los resultados pueden ser más significativos y evidentes de lo que esperas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.